>Motel Machete

>

Un dia de perros, una carretera sórdida y perdida…un coche que dijo basta. Demasiados kilómetros huyendo de mi destino y seguramente, mi final.
No podía dejar abandonado mi Ford Fairlane del 73 despues de tanto como pasamos, ademas resultaba evidente a simple vista y un motivo para que Russell acabase encontrandome….un poco mas le dije y llevanos a un lugar seguro. Así acabamos en el Motel Machete.
A simple vista parecía un tugurio de mala muerte, donde habitan aquellos que buscan anonimato temporal y un refugio a sus heridas. De esas llevaba unas pocas. El ultimo combate me dejo mas magullado de lo que hubiese querido….Animal era mi apodo, un boxeador que sabía encajar los golpes mas duros y acaba victorioso siempre…hasta ayer. Russell tenía ya elegido como terminaría mi ultima pelea, la que nos haria ricos a los dos para siempre.
Pero yo tenía otro final…ya me aviso Sparrow sobre Russell, -“acabara condenandote” – me dijo. Y no le faltaba razón. Asi que decidí apostar todo a que ganaría ese combate.
Sparrow supo que seria mi final y quiso ayudarme. Me dijo que sacaría a Billou de la ciudad con el dinero y nadie la encontraría…se lo merecía mas que nadie por aguantarme. Supongo que lo hizo. No perdí ese combate y gane, pero sería el ultimo y la ruina de Russell…sus matones darían con mis huesos en cualquier agujero.


Motel Machete…perdido y seguro a la vez. El cartel de No Vacancy brillaba en la oscuridad de la tormenta. Jamas habria una habitacion sin un fajo de billetes como fianza. Escondí el Fairlane y me despedí de el…sabia que no volvería a usarlo y me entristecio demasiado.
A toda prisa entre en recepción. Un tipo gordo y sudoroso ni se percató de mi presencia hasta que mostre un puñado de billetes. Enseguida me miro y cogiendo el dinero abrió su boca para decir -“vaya nochecita para salir huyendo ¿no?”- ….mi cara con restos de la pelea reflejaba ese comentario. Cogi la llave que me dió, tenia grabado el número 7 en un llavero mas sucio que el dueño.
Antes de llegar a mi puerta observé que alguien se interesaba por mi presencia, supongo que en este antro todos guardamos algun secreto y huimos de ello. No le dí demasiada importancia, yo haría lo mismo seguramente. Recogí todo el hielo posible antes de llegar a mi puerta…lo necesitaba.
El cuchitril era como imaginé…una cama redonda vestida de leopardo que vibraba con sus “dedos mágicos”, una tele cutre donde habría porno 24 horas y poco mas. La ducha estaba sucia pero al menos no había cucarachas y las sábanas parecían limpias.
Me fui directo a la ducha. El agua caliente y el jabon limpiaron los restos de sangre y sudor, formando un rio directo al desagüe. Agradecí aquella ducha como si fuese un privilegio de un gladiador, el combate fue duro y Marcciano besó la lona que Russell preparó para mí. Salí de la ducha con un albornoz que ponía “Machete”, encendí la TV donde el porno era la programación estrella. El minibar estaba repleto de alcohol y algo de agua…hice acopio de algunas de bourbon y me puse hielo en la cara, el frio calmo mi dolor tumbado en esa cama redonda.
Al rato alguien llama a mi puerta con insistencia. Me levanto sobresaltado y me asomo discretamente por la ventana. En un principio no distingo quien llama…hasta que la luz intermitente de un foco vislumbra una silueta femenina. Sigo observando en silencio hasta que me descubre al grito de  -“¿piensas dejarme fuera toda la noche?”- …abro y sin invitarse entra cerrando tras de si. La miro de arriba a abajo, viste demasiado bien para un tugurio como el Machete. 
Llevaba un vestido fucsia sugerente dejando en el aire su perfume, Esencia Femme de Loewe que terminó por seducirme. Era una mujer muy sensual, con clase para un cuchitril como este. Llevaba en la mano una botella y dos copas que me enseña antes de ofrecerla un trago… -“detesto el bourbon” – dijo mostrándome la botella…era moscato d’asti parece que su bebida preferida.
-“me llamo Laisci aunque todos me conocen como la Duquesa…¿sabes quién soy?”- comenta descorchando el muscat y sirviendo las copas.
-“he oído hablar de ti pero no te conocía personalmente, eres la amante de Russell ¿no?”- contesté sentado en la cama.
-“una de sus zo… amigas como el diria. Te esta buscando Animal y piensa liquidarte ¿lo sabes?”-
-“lo sé pero me da igual, hice lo que debía tumbando a Marcciano…”-
Me acerca la copa y se sienta a mi lado, pruebo el muscat y aunque dulce me deja un regusto amargo. Imagino que ella no esta alli por casualidad…no puedo tener tanta suerte en una misma noche. Me acaricia con suavidad y aun así me duele, tengo la cara dolorida de los puñetazos que Marcciano me dio durante 3 asaltos…hasta que cambió su suerte y lo tumbé.
Sigue acariciándome y me besa en los labios, tienen un sabor dulce pero encierran una traición de femme fatale. Me abandono al placer sabiendo que no habrá un mañana para mí seguro.
Pierdo la conciencia…sus labios acabaron con mi sufrimiento y caigo en brazos de Morfeo. 
Me vence por KO sin subir la guardia ni resistirme a ello. Somnoliento voy recobrando la conciencia y veo que estoy atado de pies y manos a la cama. De pie en la habitación se encuentran Russell y sus matones completamente armados. La Duquesa les acompaña.
-“perdona que no me levante Russell”- comento irónico.
-“valiente hasta el ultimo asalto como siempre Luigi, eso es lo que mas me gustó de ti Animal”- habla Russell entre risas acompañadas.
La Duquesa no ríe, sabe que no saldré de esta…aunque ella me llevó a donde me encuentro ahora mismo…maldita bruja.
-“me has defraudado Luigi, planee hacernos ricos con tu derrota pero tú lo estropeaste ¿por qué Luigi? ¿por qué?…solo tenias que dejarte ganar y serías rico para ir donde quisieras, pero no…me desafiaste y debes pagar por ello con tu muerte”-
-“todos sabrán que fuiste tu el que lo hizo Russell, irán por ti”- contesto desafiante.
-” ¡¡Basta!!…acabad con el de una vez y que se pudra en el infierno”- grita Russell enfurecido.


El ruido de las balas es ensordecedor. Cada una que me atraviesa provoca un dolor indescriptible y va minando mis fuerzas…veo como la luz se apaga en un sueño eterno esta vez.
Saboreo mis labios por ultima vez llevándome su sabor…

Anuncios
Publicado en Sin categoríaEtiquetado

4 comentarios en “>Motel Machete”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s