el efecto woolf

Nacido en el parnaso de algún Olimpo, entre ambrosía y conocimiento. Rechazado por justos y adorado por pecadores ansiosos de saber. Conocido por equivocación y error casual…y desde entonces acólito insumiso sin rendición.

Siendo etéreo encontró un cuerpo donde habitar, conoce la perfección aunque no lo asume como propio. Con un pasado muy presente que venda sus ojos mirando un futuro, lejano y perdido. Huracán de sabiduría capaz de hacerte callar con su discurso, sin arrogancia y con mas vida que muchos mortales. Divinidad en ocasiones aunque no quiera creerlo, con desdichas, casualidades y avatares propios de cualquier mortal, que adopta como propios y modus vivendi.

Tan irascible como adorable, si te toca estas perdido por siempre. Compartiendo la envidia humana que lo hace único y personal, buscando la horma de su zapato, esa que no desea que duela mas y se ajuste perfectamente. Con virtudes y defectos, frágil pero capaz de patearte las pelotas sin dudarlo. Si alguna vez te mira, adóptalo como propio o déjalo marchar, no lo poseas pues su valor es incalculable. No lo encierres en una lámpara cual genio y deja que flote, que inunde cada rincón de este mundo. Déjate fascinar con el efecto woolf.
…yo lo hice.

Anuncios

1 comentario en “el efecto woolf”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s