el púlpito de mi ignorancia…Decepciones

“¡Qué fácil resulta decepcionar a quien se exige demasiado!”

Una buena cita que quizá debiese imprimir en una camiseta y sudarla después ¡¡¡jajaja!!! No diré que no lo sea, pero ¿quién no lo es en algún momento de su vida?. Principalmente lo soy conmigo mismo, soy y seré el mayor de mis críticos por el simple hecho de que me gustan las cosas bien hechas. Aunque supongo que esas personas que me conocen (unos pocos elegidos) saben que no es para tanto…creo.

Acercarse a mí es complicado siempre. He dejado de confiar en todos para desconfiar de muchos, sigo mis instintos y ese “sexo sentido” que no falla. Tan solo “exijo” lealtad, principios y ese término que completa la ecuación llamado curiosidad. Curiosidad por conocer a la persona olvidando el mito o mitificar a la persona, haciendo de todo una buena compañía. Exijo una vez que yo he sido capaz de dar todo, mi altruista deseo por ayudar siempre permanece cerca con ese grado de desinterés material permanente.

Pero siempre encuentras un motivo para creer en las relaciones quid pro quo, la socialización a cambio de algo que pierde cualquier valor al momento. No se valora la caballerosidad, ni la educación mamada desde el cordón umbilical para convertirla en una combustión instantánea. Por eso existe la frágil decepción en mi mundo imperfecto…contra mas ofreces, menos lo valoran y aprecian. Una completa desgracia global.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s