el púlpito de mi ignorancia…Censuras virtuales pero reales

De todos es conocido el asunto Megaupload y la detención, cierre y bloqueo de su alojamiento días atrás. Como fichas de dominó han ido cayendo otros “paraísos digitales” de igual factura, sin remisión ni tiempo a defenderse. Lo rápido que se actúa en algunos casos y lo poco que difunden los motivos (al menos aquellos que no interesan)

Porque este orondo y fornido emprendedor, además de ostentar del lujo adquirido legítimamente o no, tenia en mente un proyecto bastante interesante y un varapalo a las discográficas. La usura de estas ultimas han conseguido que la detención sea inminente. Este caballero digital hablo de su proyecto con distintos personajes del panorama cultural, no con sus representantes y les ofreció subir sus contenidos de forma gratuita o no a su servidor. En el caso de vender sus productos a través del servidor, este solo obtendría un 10%. El resto sería para el dueño, autor, cantante o como desees llamarlo. No se trataría directamente con la usurera industria actual.

Como veis se trata de una alternativa al “todo gratis”, del cual no soy partidario. No voy a negar mi uso y disfrute del mundo cultural, soy un usuario de P2P sin lucro personal. Y quizá sea ese el tema a controlar de forma equitativa, con formulas de acceso lógicas a los tiempos de crisis que nos invaden. He comprado cultura mediante AppStore y Market, siendo una formula atractiva de generar comercio. Ahora bien ¿quién es el criminal y la victima en este juego?

Pues como siempre según a quien se lo preguntes. Imagino que discográficas, editoriales y productoras cinematográficas dirán que se sienten ultrajadas, y en parte tienen razón. Pero cuando siguen cobrando 20€ por un disco (de mierda) recopilatorio o the best of the best, cuando por una entrada de cine en familia te sacan 40€, palomitas rancias y refresco de grifo, ellos no se quejan. Solo lo hacen cuando un mortal sin recursos ni una propuesta de acceso (mas legal) ve esa película o escucha ese disco, en su casa o de forma portátil ¿dónde estan vuestras propuestas sin esa ambición desmesurada? ¿quién roba a quién?.

Ante una propuesta que revolucionaría todo este mercado, ellos atentan con la fuerza de una detención y la extradición ¿tanto miedo tienen de quedarse sin su pastel? Desde luego con sinvergüenzas como la SGAE, leyes Sinde, SOPA’s y una justicia que libera a corruptos y asesinos, seguro que nosotros somos los (internautas) que tenemos que temer algo. Una justicia en la que contra mas “afanas” mejor te trata ese poder. Donde matar a una persona se condena con 20 años (nunca cumplidos) y una descarga “ilegal”, un hosting, un intercambio cultural, son 5 decadas a la sombra (sin sombrilla).

Hoy me sumo al #twitterblackout, al #24hsintwitter como apoyo a esa censura de libertades que pretenden. Hoy comienza un desencanto del idilio que me une a dicha plataforma de microblogging. Un lugar donde expresarte con total libertad, incluso he insultado en ocasiones con (espero) estilo y mucha ironía. Aunque un insulto es y será siempre ofensivo, recapacito y os hago un “pepe” sin arrepentirme por ello:

Todo lo que digo es [in]voluntario, pero si alguien se ha ofendido me disculpo.

Nota final: Como siempre he dicho, esta es una opinión libre y personal. No busca partidismos ni alianzas, solo generar un debate con criterio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s