Mourinho

Príncipe del engaño que sucumbió a su personaje. Agitador de masas que hipnotizadas por su dedo, les señala el camino o le veneran entre gritos propios de un Führer.

Salieri de cualquier Mozart en términos deportivos. Retorcido, manipulador y tan prepotente que siempre cree tener el control, cuando impone por miedo y nunca por presencia.

Adorador de números y estadísticas siempre en beneficio propio. Poseedor de la primera persona del singular, dueño del Yo, mi, me, conmigo. Ladino y sucio tahúr que sería el amo balonpédico, si el fútbol fuese destruir.

Creador de enemigos que en algún caso, pretende disfrazar de amistades. En todo busca su propio beneficio, sin importar a quien utiliza o abandona por el camino. Los que están a su lado no son fieles, son timoratos sin opinión. Confunde el valor de la lealtad y la amistad.

Aquí se le ha consentido lo suficiente. Acostumbrado a manipular sus ruedas de prensa donde sea, no consiguió ese “respeto” en este país. Vino a destruir una hegemonía, un estilo y se va por la puerta de atrás, que también es grande…como su eterno rencor.

Bon Voyage.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s